martes, 17 de diciembre de 2013

Curtidor artesano




 Hoy os damos a conocer a Genaro González, curtidor artesano de Santa María del Páramo y nuestro principal proveedor de cuero.

Lo conocimos hace años en la mítica serie documental "Oficios perdidos" de Eugenio Monesma (material de culto para nosotrxs y que desde aquí aprovechamos para recomendar). Ya por aquel entonces nos flipó la cantidad de procesos que necesitaba cada pieza, así como lo arduo y artesanal del trabajo en general.



Hace no mucho tuvimos la suerte de compartir feria con él y conocerlo personalmente, no sabíamos que era de Santa María y fué una alegría descubrirlo. Desde entonces somos asiduxs en su tenería, no sólo como justo premio a su labor sino por la tremenda calidad que sólo un trabajo artesano como el suyo puede conferirle al cuero.

Y es que Genaro es un artesano de los que desafortunadamente no quedan muchos y por eso le dedicamos la entrada. Es el último heredero de una familia de curtidores artesanos por lo que los conocimientos del oficio han fluido hasta él generacíón tras generación desde finales del siglo XIX. Visitar su tenería es trasladarse por un momento a un tiempo pasado en el que lo artesanal era la norma y no la excepción. Paredacas de tapial, antigua carpintería de armar, cubierta de cañizo y teja árabe, barriles y barricas de madera y metal, palancas, ganchos, engranajes y poleas... Testimonio vivo de un pasado de baja tecnología en el que se construía sin destruir y se aprovechaban los recursos locales sin explotarlos. Ahí echa Genaro sus jornadas peleando con las pieles de un modo prácticamente idéntico a como lo hicieron sus antepasados siglos atrás.


Por último destacar el merito de mantener vivo tan valioso legado en ésta era tecnológica gobernada por las leyes del capital y el productivismo. No es fácil mantenerse y luchar en una jungla donde la deslocalización y la mecanización y la megaproducción en cadena hunden los precios y el valor de todo. Son incontables los tesoros de conocimiento ancestral que ya han sido fagocitados por la modernidad imperial pero de momento el curtido vegetal y artesanal del cuero permanece en las manos de Genaro y otros que como él desempeñan una labor social cuya importancia suele pasar desapercibida.


0 comentarios:

Publicar un comentario